Nutrición

Nutrición

Otros artículos de interés

El Tomate

El Tomate

Sucede que, en los últimos años los científicos comenzaron a desarrollar un gran interés en el tomate por el efecto beneficioso que parece tener sobre nuestro organismo, y son cada vez más los estudios que parecen confirmar que este vegetal es una fuente inagotable de propiedades preventivas y curativas.

Los primeras investigaciones se centraron en las virtudes que parecía tener en la prevención de ciertos cánceres, al mostrar que aquellas personas que lo consumían con frecuencia estaban menos expuestas a cánceres de colon y de próstata.

Luego se descubrieron las propiedades antienvejecimiento de una sustancia únicamente presente en el tomate, el licopeno. Un ejemplo de estos estudios es el llevado a cabo con un grupo de 90 monjas, en el Sur de Italia, con edades comprendidas entre los 77 y los 98 años. Aquellas con índices mayores de licopeno en la sangre tenían una mayor agilidad a la hora de realizar todo tipo de actividades. Los estudios más recientes relacionan el consumo de tomates y sus derivados con una disminución del riesgo de ataques al corazón.

¿El tomate le cae mal?

Hay personas que dicen que el tomate "les cae mal", y aunque la mayoría los mira sin entender, esto se debe a que la fruta contiene una serie de ácidos. Entre ellos se encuentra el oxálico: pero si se lo consume maduro no presenta ninguna dificultad y, por el contrario, deja residuos alcalinos en el organismo. El tomate perita es el más recomendable a la hora de elegir una variedad con menor grado de acidez.

Por otra parte, conviene saber que un tomate contiene vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C, K y E y numerosas sales minerales, como potasio, cloro, fósforo, calcio, azufre, magnesio, sodio, hierro, cobre, zinc, yodo, cobalto, manganeso, cromo, níquel y flúor (ver detalles en Ficha). Por todo esto es lógico pensar que se trata de un alimento sumamente nutritivo.

Gracias al envasado de tipo industrial, el tomate está disponible para su consumo en toda época del año y a precios muy accesibles. Aunque durante esta etapa de elaboración se pierden algunos de sus nutrientes, las conservas de tomates retienen casi un 70 por ciento del ácido ascórbico (o vitamina C) que poseían antes de ser procesados. Por eso, cualquiera de sus formas envasadas (salsa, entero, puré, extracto) es una buena opción para reemplazar a la fruta fresca, ya sea porque no se consigue o por falta de tiempo para cocinar.

La Lechuga

La lechuga, ese noble vegetal que puebla tantas ensaladas, también tiene sus buenos contenidos nutritivos que te ayudarán a sentirte mejor a diario. Por eso mismo, nada como incorporarlas a...

La Piña

Tenemos a nuestro alcance un sin fin de alimentos nutritivos que nos ayudan a combatir enfermadedades y nos aportan bienestar a nuestro organismo. En ese sentido, queremos compartir con usted...

El Maíz

Son algunas de las propiedades de los cereales, alimento esencial en toda dieta sana y equilibrada. El consumo de maíz se inició con el descubrimiento de las Américas y llegó...

La Zanahoria

Es sabido que comer zanahoria ayuda al buen funcionamiento del organismo, contribuye a mantener la piel sana y un bronceado perfecto, estimula la agudeza visual y previene los resfriados. La...

El Tomate

Sucede que, en los últimos años los científicos comenzaron a desarrollar un gran interés en el tomate por el efecto beneficioso que parece tener sobre nuestro organismo, y son cada...